Receta Fácil de Calabacines Rellenos

Calabacines

Los calabacines dan mucho juego en la cocina. Es recomendable tener siempre en casa puesto que las posibilidades que ofrecen son casi infinitas.

En este caso los vamos a usar para un plato sencillo a la vez que resultón que hará las delicias tanto de los más mayores como de los pequeños.

Ingredientes para 2 personas:

Dos Calabacines grandes.

Taquitos de jamón o aquel ingrediente/s que os más os gusten.

500 ml de leche entera.

2 cucharadas soperas de harina.

Aceite y Sal.

Preparación:

Partimos por la mitad los calabacines y cada mitad en otra mitad. Los metemos en una cacerola amplia y cubrimos con agua. Añadimos una pizca de sal y ponemos a cocer hasta durante 10 minutos.

Mientras vamos preparando la bechamel para rellenar. En una sartén añadimos dos cucharadas pequeñas de aceite de oliva y calentamos. Una vez el aceite está caliente añadimos las cucharadas de harina. Movemos hasta que la harina se tueste. Esto es cuando la mezcla se vuelve de un color pardo marrón clarito.

Añadimos poco a poco la leche sin parar de remover. El fuego es importante que esté a temperatura media alta.

Vamos moviendo constantemente mientras añadimos la leche en pequeñas cantidades. Podemos añadir para darle sabor unos taquitos de jamón serrano y una pizca de sal para darle algo más de sabor.

Una vez hecha la bechamel procedemos a sacar los calabacines de la cocción. Los colocamos en una fuente grande que posteriormente meteremos al horno.

Vaciamos el interior de los calabacines, es decir la zona de las pepitas, con ayuda de una cuchara.

Rellenamos de la bechamel con jamón. Espolvoreamos queso en polvo por encima e introducimos en el horno a 220 grados durante 35 minutos.

Sacamos del horno y presentamos.

Trucos:

El problema principal para cocinar la bechamel es la aparición de grumos. Para evitar que aparezcan estos grumos es muy importante, como ya os indiqué en la preparación, que mováis constantemente la mezcla de la harina a medida que vais añadiendo la leche.

El fuego también juega un papel importante ya que si está demasiado fuerte evapora muy rápido la leche y se espera antes de que la harina vaya disolviéndose. Mientras que si el fuego es muy bajo, aunque movamos sin parar la mezcla no terminaría de espesar. Como os dijimos un fuego medio alto es el ideal.

Otro punto importante de esta receta es el punto de cocción de los calabacines. El tiempo indicado es orientativo porque depende de la cacerola que uséis y la cantidad de agua que añadáis pero nada mejor que ayudaros de un tenedor o cuchara y tocar la parte central del calabacín que luego retiraremos.

Cuando estén en su punto , esta parte central del calabacín estará blanda y perderá algo la forma. Es ahí cuando debéis apagar el fuego y retirar los calabacines.

Los tacos de jamón serrano son ideales para darle algo de sabor a los insípidos calabacines, pero podéis sustituirlos por todo aquello que más os guste para obtener: calabacines rellenos de atún, jamón york y queso, carne picada

Para todos los que preferís calabacines rellenos vegetarianos, el uso de verduras como pimientos rojos o verdes, o frutas como la piña o pasas os dará un toque extra de sabor muy interesante.

Receta Fácil de Calabacines Rellenos
5 (100%) 1 voto