Receta Fácil de Pastel de Carne

pastel carne

Un plato típicamente anglosajón pero que hemos conseguido españolizar de forma muy exitosa y mucho menos calórica que el clásico plato  británico o americano

Esta receta de pastel de carne picada y patata, es sencillo e ideal para niños y no tan niños, y sobre todo en días de invierno fríos y lluviosos. No necesitáis ser Arguiñano o usar la termomix para prepararlo en un momento.

Su aporte calórico puede ser elevado por tanto es importante acompañarlo siempre de verdura y fruta para compensar su riqueza en dosis de proteínas e hidratos de carbono.

Ingredientes:

500gr de carne picada

Especias a elegir: pimienta, nuez moscada…

300ml de tomate natural triturado

150ml de tomate frito.

100ml de leche (opcional)

Queso rayado

Aceite

Sal

Preparación:

Aderezamos la carne picada con las especies que más os gusten. En mi caso suelo usar pimienta mezclada (negra, blanca y roja) y un poco de nuez moscada, además de la sal.

Ponemos en la sartén a calentar aceite y cuando esté caliente añadimos la carne. Con el fuego medio fuerte, removemos todo para que se vaya dorando homogéneamente.

Una vez tengamos la carne dorada, bajamos el fuego a medio gas y añadimos el tomate triturado y el frito previamente. Removemos todo bien y tapamos para que se cueza todo a fuego medio bajo unos 10-15minutos.

Una vez que la mezcla queda reducida, reservamos la carne y preparamos el puré.

Pelamos y partimos las patatas en gajos. En un cazo ponemos un dedo de agua y una pizca de sal para añadir las patatas a continuación y tapamos a medias para que quede una pequeña abertura por la que vaya saliendo el vapor de la coción.

Lo ponemos a fuego medio fuerte para que las patatas hiervan. Si vemos que la mezcla se queda sin agua, añadimos un poquito.

Una vez las patatas queden blandas, apartamos del fuego, añadimos una cucharada grande de aceite de oliva, leche y un poco de pimienta molida. Removemos con ayuda de un tenedor o varilla hasta que quede una pasta. Podemos corregir la sal añadiendo un poco si vemos que nos queda algo soso.

En una fuente grande, añadimos en la base la carne picada con el tomate. Encima ponemos el puré de patatas. Para terminar, añadimos queso rallado al gusto.

Lo metemos durante 30 minutos en el horno a 220ºC.

Trucos:

La carne de ternera es la ideal para esta receta, pero el pollo o el cerdo quedan también muy ricos en esta receta.

El tomate frito que añadimos es para potenciar el sabor y la textura a la mezcla con la carne. Un consejo es añadirle una pizca de cayena, siempre que vuestro estómago os lo permita, realzará aún más el sabor de la mezcla.

Otro ingrediente delicioso para añadir a la carne son unas pasas. El azúcar de las mismas le reducirá la acidez natural al tomate.

El puré de patatas puede ser de sobre aunque con la receta que os propongo, en unos minutos conseguiréis un puré con un sabor que poco se parece al de sobre.

Si queréis que el puré de patata quede extra suave, lo podéis pasar por el chino una vez hecha la mezcla para que la textura no tenga ni un mínimo trocito de patata.

 

Vota esta receta: